Cruzó el mar en la última nave

la orden era encontrarnos

 

Diáfana y muerta ahora canta

en su lengua materna

se pinta el pelo de negro

lo ata con un pañuelo

 

Bajo la luz del cuarto

de luna creciente

me muestra una danza

y mientras se despoja

abandona los velos

que le nacen del pecho

a un lado y otro del camino

 

Oculta entre matorrales

señuelos de gasa negra              

que levanto con los pies

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Dijo que el pájaro conocía

todos los cantos del mundo

dijo es luminoso breve

como un lirio naranja

dijo la felicidad es un animal

que resbala escurridizo

 

Y me besó en la frente

 

Y mientras yo reía

él amorosamente recortaba

las puntas de sus alas

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Animales acostumbrados a eludir redadas

aprendimos a respirar

con arte silencioso

sabíamos que el hilo se corta por lo débil

en una exhalación

 

Atentos al ínfimo soplo

al borde del letargo

permanecimos quietos

 

Al ritmo de la respiración ajena

bultos agazapados

en boca de todos

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Una hipertrofia del tacto

desarrollada a través de décadas

era clave de rigor

en el orden de los géneros

 

Satén algodón cretona sarga

 

El secreto del éxito

en la empresa familiar

consistía en colocar entre

lo inerte y la tela

un manojo de lavanda

 

Pero una falla de cálculo

en el diseño del plan

hacía fracasar el intento

de modificar la trama

 

Todo por sacrificar el aroma

a la estabilidad

de los tejidos muertos

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

El vigía del tesoro ha olvidado sus obligaciones

y sólo se ocupa de abrir para dejar pasar

guarda un terrón de azúcar para tiempos mejores

y mientras se mira los pies apoya una mano en el lugar         

del corazón en pose heroica

 

Suspira al ritmo de un péndulo

permanece en estado de hilván

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Son las reglas del fuego

la suerte está echada y duerme como un gato en una cama tibia

 

El afilador sigue absorto en su flauta

en el canto de los cuchillos

 

Chirridos o estridencias: el riesgo también se finge

y juego con dados cargados

la emoción es el relieve de un punto que se agita

en la oscuridad de un cubilete

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

El arquero duda de su arte y ha puesto a secar su camisa al sol

sabe que nadie decide cuándo ni cómo entregar la cabeza

y menos quienes no conocen la pila del bautista

 

Medita mientras se pasa la lengua por los dedos

para limpiar restos de comida

 

El ejercicio de lo burdo es privilegio que atesora en soledad

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Santa maría madre de dios ruega por nosotros y dame

la serenidad del agua de los tanques

bendita tú eres y bendito es el fruto de tu mente 

 

He lanzado mi arrogancia al patio de las fieras

vamos a hurgar entre los contenedores

no hay nada que temer si a pesar de lo oscuro

flota en el aire un olor a flores rancias

 

Venga a nosotros tu reino de humedad en este mundo

y hágase tu voluntad así en la tierra como en las nubes

CULTIVO DE ESPECIAS

LIBROS